11 de octubre de 2007

Una cartita especial, para un ser especial

Mi amado niño:

Cuando recibas esta carta, aún tu cuerpecito
seguirá permaneciendo tibiecito dentro del vientre de mi niña bonita… esa mujer valiente y maravilloso que respetó tu derecho a la vida, muy a pesar de saber que el mundo se le podía venir encima… pero tú mi niño, fuiste su fortaleza en los momentos de angustia y por eso siempre te estaré eternamente agradecida. Falta poco para que sientas el aroma de mamá e inicies la primera comunicación con ella, la más hermosa diría yo… la lactancia… aquella comunicación que mamá se negó a recibir de esa manera y que prefirió esa que con el paso del tiempo y a pesar de las circunstancias se sigue manteniendo inquebrantable entre las dos… el diálogo constante.

Sabes? aún no he tenido la oportunidad de hablarle a tu abuelo David, sobre tu existencia y no porque me avergüence de ti mi niño, sino porque él está muy ocupado y no me ha dado la oportunidad de darle esta maravillosa noticia, a pesar de haber insistido con él, para tener un diálogo sereno y sin interrupciones. Creo entender su indiferencia inconsciente, tal vez piense que le voy a pedir un aumento en la mesada que mensualmente me da para tu tía la gorda (que de ella te hablaré más adelante) o de pronto, exagerando un poco, piense que le voy a pedir que vuelva conmigo…je je je.


Cuando sepa la noticia, hoy, mañana o no se cuándo, sé que su reacción será fuerte y eso me tenía en zozobra; pero gracias a Dios, los temores con respecto a ello, fueron de a poco desapareciendo conforme iba creciendo en mi corazón, mi afecto sincero hacia ti.. Te preguntarás después de esto, qué reacción tendrá el abuelo?… la verdad no sé, tal vez se enoje, porque esto, que esta próximo a suceder, no es lo que quería para mamá, al menos no por ahora, sino hasta que termine su carrera.

Dentro de su reacción de enojo, podría quitarle el apoyo económico, pero eso no deberá preocuparte mi niño; tu abuelo es un gran refunfuñón, pero es un hombre de un noble corazón y estoy segura, que luego de asimilar tu existencia, acabará entendiendo a la nena y queriéndote a ti y por ende, su generosidad volverá a extenderse. Seguro te convertirás en el cómplice de sus escapadas al estadio. Dios lo permita, que antes de tu nacimiento, tu abuelo pueda compartir conmigo esta alegría de tenerte, a pesar de la distancia y que toda mi familia y amigos de la nena, puedan regocijarse con tu llegada.

He chateado con mamá durante todos estos meses, gracias al messenger… estos términos pronto los entenderás…. y entre esas conversaciones, le he dicho que lo más justo es que, primero el abuelo se entere de tu existencia, antes que el resto de familia y de amigos; claro que tus tías y tíos “adoptivos”, los que viven con mamá no están incluidos, porque ellos fueron los primeros en brindarle su apoyo incondicional, a más de aguantar las rabietas y malos humores, por el estrés producido de no saber cómo contarme de tu presencia.

Quiero recordar aquel gran día, martes 12 de junio del 2007, cuando mamá me dio la noticia de tu existencia, tenía su vocecita frágil y llorosa, y mi corazón intuía que algo “grave” le pasaba y fue entonces que me dijo que tenías 5 meses de embarazo… esas palabras me llenaron de mucho dolor y no por la existencia tuya, sino porque ella no tuvo la suficiente confianza en mí, como para contármelo desde un principio… sabrá Dios, cuántos pensamientos de angustia habrán pasado por su cabecita y yo sin poder ser su apoyo, como en tantas otras cosas lo he sido.

Además, todo en su vida se complicaría, porque debería esforzarse más por alcanzar las metas y objetivos que se trazó antes de partir a tu país, a seguir la carrera que esta estudiando; pero ¿sabes? ella dijo algo que me hizo reflexionar mucho: “mami, si tú pudiste sacarnos adelante a mi hermana y a mí, sola, yo también podré hacerlo con mi bebé, porque tú eres mi ejemplo de superación y de amor…” mis lagrimas resbalaban por mis mejillas y mi corazón se puso frágil al recordar todo lo que me tocó pasar con ellas.

Luego de esa conversación, era cerca de la media noche, cuando nos despedimos y sentí que mis sentimientos encontrados estaban a punto de estallar… fui corriendo a la cocina a beber agua y luego ingresé al cuarto de “mi gorda”… tu tía … y la desperté para contarle y ella con sus manitas me abrazó y me dijo que no me preocupe, cuando le dije: ¿qué voy a hacer gorda?,ella contestó ¡tú nada, la que tiene que hacer todo es ella!

Muy elocuentes sus palabras y de cierta forma, las tomé como frases de aliento; pero ¿sabes? tu tía se puso feliz, porque en su rostro soñoliento veía expresiones de cariño y luego empezó a preguntarme sobre qué dijeron los profesores de mamá, sus amigos y no sé que cosas más… en fin, ya te contaré, tendremos nuestras pláticas amenas cuando puedas venir a visitarme, cuando yo vaya para allá o cuando mamá te enseñe a “chatear”

También te quería contar que, a pesar de no tenerte aún, ya conozco tu rostro, tus manitas, tus labios, tus cachetotes, tu cuerpecito, gracias al avance tecnológico… porque mamá me ha enviado tus fotos 3D y 4D… al verte, mi corazón se estremeció porque una partecita minúscula de mis genes, está dentro ti y créeme que me dejaste completamente impresionada y te he regalado mis primeras lágrimas de emoción y amor.


Me siento contenta porque la nena no ha estado sola en estos meses de espera, a pesar de contar con el apoyo de tus tías y tíos adoptivos, papá “Ivancho” ha sido la persona más importante en la vida de mamá, por el amor y afecto sincero que le demuestra, preocupándose por ella y mucho más por ti y asumiendo con responsabilidad su rol de padre, a pesar de su juventud.
Dice mamá que él es muy cariñoso y que se preocupa por todo… que si la vitamina la colación, las citas con la doctora, etc. etc.… y hasta cocina para ustedes dos, me imagino que lo hace muy bien, porque tú has crecido sanito y estás gordito; por eso y por mucho más, nada tengo que recriminarle y mas bien, mucho que agradecerle, por no dejar sola a mamá en esta gran responsabilidad y por amarla como lo hace y ser tú el fruto de ese amor puro y maravilloso que se profesan mutuamente.  (......)

Bien mi niño hermoso… solo espero que cuando me conozcas, me comas a besos y me digas frases incoherentes que serán como halagos a esta “abuela” (muy joven por cierto) que se rehúsa a que la llames así, porque para ti seré la “Bettyk o Gaviotik”… no más, porque aún soy joven y pronto me buscaré una pareja (para que me acompañe y comparta conmigo todo lo bueno que aún tengo por dar)....

Si mamá y papá te enseñan a llamarme así, te prometo escribirte un cuento, donde tú seas el personaje principal de una hermosa historia de amor y aventuras.

¡¡Trato hecho!! Con amor eterno,
(Adaptación)

Guayaquil, 6 de agosto del 2007

2 comentarios:

Adriana tu hija!! dijo...

que linda carta mami!! me hizo llorar mucho cuando la lei!! a Tommy le encanta que se la lea, veo en sus ojitos un interes grande, aun siendo tan pequeño, por lo que le escribes. TE AMAMOS MUCHOOO!!

andrea tu otra hija!! jeje dijo...

sniff sniff ta guena ma!!