8 de noviembre de 2006

Sueños y realidades...

Desde pequeña, siempre fuiste autosuficiente, jamás permitiste que mi mano guiara la tuya en los trazos que intentabas hacer con tus colores… a cada explicación mía, siempre decías: "nooo maaa achi no ed" (je je je); convertiste mis paredes en murales, con trazos aún sin poder entender y para que no sigas extendiendo tu arte innato por toda la casa, empezamos a comprarte todo el material que necesitabas para que inicies tu “carrera de artista”, aún sin saber de todo el potencial que llevabas por dentro. Menos permitiste que te ayudara con los cordones de los tenis o con la elección de la ropa que debías vestir en el día.  

Legos, colores, cajas, latas, hojas, desplazaron a las muñecas propias de una infancia; tu espíritu observador, constructor, inventor, hacía que siempre las "barbies" terminaran en rompecabezas... destrozadas, en tu afán de saber qué había dentro de cada una de ellas o de cada objeto que caía en tus manos; cuando lograbas tu objetivo, ya no tenían importancia para ti y siempre quedaban relegadas en un rincón. Cuán difícil se me hizo transmitirte el método de sumas y restas, que dio éxito con tu hermana, creo que Dios me dotó de gran paciencia para entender la grandeza de tu mundo interior, para comprender que no siempre para ti: 2 + 2 daban 4.  

Desde aquella época, comprendí y asimilé, que siempre quisiste construir tu mundo bajo tus propias hipótesis, que la lógica era un factor importante en la asimilación de los hechos... cuando preguntabas algo que no entendías, mi explicación no te era suficiente, porque siempre quisiste saber la sustentación lògica de mis respuestas y en verdad hija mía, habían momentos en que tus cuestionamientos me dejaban sin piso.

Entre las múltiples anécdotas que guardo en mi corazón de ti, podría mencionar una en particular, la misma que recuerdo como si fuera ayer... aún estabas en escuela, cuando por cosas del destino, nos tocó emprender una nueva vida, en un espacio físico diferente, que no era el de tu infancia, donde ya no había patio para saltar, correr, gritar y fue entonces, cuando tu espìritu de inventora comenzó a liberarse.

Recuerdo la llamada a mi oficina, con tu vocecita angelical y emocionada, me dijiste: "ma, hoy hice un experimento y cuando vengas te lo mostraré"... para mis adentros pregunté: "Dios y ahora qué será lo que sacrificó" je je je. Al llegar a casa, luego de un extenuante día de trabajo, me dirigí hacia la nevera, sin hacer ruido alguno que no interrumpiera vuestros juegos, los mismos que disfrutaban en su habitación; al abrir la nevera, encontré varios vasos con delicioso "jugo de coco" y sin pensarlo dos veces, tomé el más grande para saciar mi sed y de un sólo sorbo, lo bebí completamente, pero ¡por Dios! al momento de tragarlo, mis papilas descubrieron que era una mezcla de no se qué cosa.

Justo en ese momento, saliste tú y me dijiste: "mamita, mamita, mi experimento lo- de- jé-en-la-ne-ve-raaa a"... upsss.... justo en el momento en que me limpiaba la boca, descubriste que lo había bebido y me dijiste: ¡maaaaaaa, ese era mi experimento!por Dios, qué le pusiste! te dije, "mezclé tus talcos, tus cremas, harina, maicena, colonia, rinse... etc. etc." ... mezcla que daba la textura de un “delicioso jugo de coco”. Creo que luego de ver mi cara aquel día, decidiste seguir con el arte innato de Picasso que llevas por dentro y dejar de lado tu espíritu de Thomas Edison.

Desde entonces o mejor dicho, desde siempre, quisiste estudiar pintura, comenzando para mí las averiguaciones para dar con el lugar adecuado y cuando al fin lo encontré, tuviste que esperar muchos años aún para poder ingresar a Bellas Artes. En tu primer año de estudios de arte, cómo te emocionabas al contarme lo que día a día aprendías y a tus escasos 16 años, obtuviste tu primer reconocimiento, un 25 de diciembre del 2005, al ganar el primer lugar en la Exposición anual del Colegio… reconocimiento que vino acompañado de diploma, medalla y dólares.  

Tu pintura causó polémica, por la temática tratada y por la combinación de colores, nada igual a los demás, que daban muestra de ser fieles copias de fotografías con colores brillantes y hermosos efectos. Tu cuadro tiene un estilo propio, como bien dijo el jurado que leyó el acta... "dominio de dibujo, la composición y una mesurada cromática, para el tratamiento de un tema urbano de interés social como lo son, quienes recogen la basura para sobrevivir. La obra evidencia el indicio de un estilo propio que se inicia dentro de la tradición de la pintura expresionista ecuatoriana..." Cuadro que tiene toda una historia propia, desde el momento de la concepción de su boceto, digna de ser contada en un artículo especial.

Ahora ya tienes conocimientos y experiencia en artes plásticas en apenas dos años de estudio, pero estás consciente que “aún hay mucho camino por recorrer”; mas, sin embargo, tu constante afán por adentrarte en el mundo de las artes, te llevó a inscribirte en tu primera experiencia en el Festival de Artes más significativo de la ciudad (FAAL), echo que se dio del 1 al 12 de octubre de 2006 y que te dejó una grata experiencia al estar inmersa en un mundo donde sólo se respiraba arte; además, para mí fue muy gratificante al verte inmersa en ese cosmos, que ni siquiera importó madrugar para ayudarte a trasladar, bastidores, caballete, pinturas, etc. etc. fueron cinco días de compartir con tus amigos, con "tus colegas", desde el alba hasta el ocaso, contemplando la luna llena en ese espacio amplio con gama de emociones, donde el gran río era el marco perfecto para hermoso paisaje.

El 10 de noviembre, por tu promedio en pintura, formaste parte de la delegación que Bellas Artes envió a la Universidad Católica, para participar en el Concurso de Pintura y como echo relevante, debo decir que nunca pude ver el cuadro que pintaste en formato A4, porque éste quedo en el Alma Mater; mas sin embargo, me encantó contemplar en casa, cómo dejaste la paleta que te proporcionaron (plato desechable) para trabajar tu cuadro, aprovechando los residuos de pintura, que en ella quedaron, los extendiste con tu pincel, dando la impresión de un paisaje con colores de atardecer ¡muy hermoso! y como trofeo lo exhibes en tu habitaciòn.

Tus sueños no tienen fin mi "gorda" preciosa y tu afàn te lleva a volar mucho, deseas ser fotógrafa para captar tus propias imágenes y plasmarlas sobre lienzos, formación que la harás aquì en la ciudad; Dios mediante, concluyas tu primer objetivo, partirás a tierras extrañas, siguiendo el camino ya trazado por tu hermana, para formarte como Decoradora de Interiores, perfeccionándote a la par en pintura, en alguna escuela de arte que encuentres allá.

Tienes mucha sed de conocimientos y eso ha echo que inviertas tu modesta mesada en libros de arte que te permiten adentrarte en la vida de Van Gogh y otros famosos; así como en libros de decoración, de cuyas páginas extrajiste ya tu primera experiencia al plasmarla en una pared de tu cuarto, sintiéndote orgullosa al ver el resultado final que obtuviste, con comentarios halagadores.  

Sé que llegarás muy lejos, en tu búsqueda del conocimiento y perfección, mismos que seràn logrados con una constante dedicaciòn. Dios guiará tus pasos y tus decisiones, porque tienes un alma noble y buena, con una sencillez increíble y de un carácter bien definido. Como homenaje a ello, te dedico este espacio y de manera especial, porque el viernes 24 de noviembre, cumplirás tu mayoría de edad, pero siempre recuerda mi gorda preciosa ¡que seguirás siendo mi bebé! aunque cumplas muchos años màs. Que mis bendiciones te acompañen por donde quiera que vayas y que mis oraciones te ayuden a derribar los obstáculos que puedas encontrar en el camino.

Te amo, mi niña hermosa.

3 comentarios:

Cuervo_blanco dijo...

Definitivamente me gusta leer todo lo que escribes, que bueno que Dios te haya bendecido con una familia asi.

Ojala algun dia el mundo sea pequeño para tus hijas.


Carpe diem!!!!

Eduardoacuario dijo...

Felictaciones, lo que se hereda no se hurta.
Mis mas sinceros saludos para ti y tu familia por este logro que ha conseguido tu hija...y ya veras que vendran mas.
Estare leyendo lo que escribes.
Hasta luego.
Besos de colores.

Andrea.. tu hijita..jeje dijo...

Jeje ta chevre ma pero ia es hora de actualizarce nop... jeje